--------------------------------------------------
ACTUALIDAD __________
-----------------------------------
Registro de Propiedad Intelectual
Nº 5014702.
 
_______________________________________ Editorial
 
Hay que crear una agencia binacional argentino- chilena para gestionar integralmente el ecosistema de los Andes del Sur
________________________________
 
Frente a los daños generados en el verano del 2015 por los incendios de vastas zonas en el sur de Argentina y Chile – se estima que han sido afectadas más de  40 mil hectáreas aproximadamente- escribí un artículo de opinión en el que planteaba la necesidad de promover la conformación de una agencia binacional permanente para que ambos países trabajen  en forma conjunta, en la prevención de este tipo de catástrofes ambientales y actúen rápidamente  para enfrentar los incendios.

En dicha oportunidad, sostuve que este tipo de situaciones se inician a un lado u otro de la cordillera, ya sea en forma natural o intencionada, y luego se propagan  traspasando las fronteras sin reconocer los límites geográficos de ambos estados  y proponía la creación de una agencia que permitiera evitar o disminuir los impactos ambientales y las enormes pérdidas la mayoría de las veces irreparables que generan estos hechos extremos.

Planteamos, además, que esta agencia binacional podría trabajar en la generación de planes de gestión conjunta para afrontar este tipo de catástrofes naturales, a través de la puesta en marcha de políticas preventivas tales como los sistemas de alertas tempranas que detecten los inicios de los focos de los incendios y planes de capacitación al personal de ambos países involucrados en la gestión de bosques y parques nacionales.

Además de esas acciones proponíamos otras bien puntuales como la creación de una flota común de aviones y camiones hidrantes que actúen rápidamente y en forma conjunta y la puesta en marcha de planes de evacuación de la población afectada. Una vez sofocados los incendios, la agencia debía ocuparse de realizar una evaluación de los impactos ambientales negativos e instrumentar planes de remediación de los daños generados.

Esta agencia, debería incluso ocuparse de trabajar frente a otros hechos y manifestaciones propios de la naturaleza que también impactan negativamente sobre el ambiente y las poblaciones involucradas como los derivados de la erupción de los volcanes y los movimientos sísmicos, los cuales generan además terremotos en la superficie terrestre a lo largo de la cordillera.

Pero con el tiempo, empezamos a pensar en la posibilidad de que espacio de concertación argentino – chileno, debería diseñar e instrumentar políticas de mediano y largo plazo que fueran más allá de los incendios para ocuparse de gestionar de manera integral este ecosistema natural que debe servir de puente y no solo de divisoria de límites geográficos entre ambas naciones.

En definitiva, creemos que no debe tratarse solo de una respuesta institucional para afrontar catástrofes naturales sino también otros temas tales como la gestión y preservación de los ambientes glaciar y periglaciar de toda la codillera con el objetivo de cuidar las aguas dulces de las altas cumbres que alimentan buena parte de los ríos y lagos a ambos lados de la cordillera y que representan la fuente de vida para millones de personas que hacen uso de ella para consumo humano y el desarrollo de las actividades  agrícolas y ganaderas.

En el caso de los glaciares, la idea de gestión conjunta se sustenta en ciertos principios básicos de la gestión hídrica moderna. Uno vinculado a la creación de comités de cuencas hídricas para recursos trasfronterizos siendo esta una respuesta institucional necesaria cuando dos o más países comparten los mismos cuerpos de agua.

El otro ser refiere a tener en cuenta la gestión del ciclo hidrológico en todas sus etapas, tanto cuando el agua se encuentra en estado líquido como también cuando el agua se presenta en estado sólido tal como sucede con las grandes masas de hielo que cubren gran parte de la cordillera argentina-chilena.

Esta cuestión, está ligada a otro aspecto también importante, como lo es el control y la regulación de las actividades mineras, las cuales resultan ser altamente contaminantes. Esta agencia debería ocuparse, entre otras cosas, de regular el accionar de las empresas nacionales o extranjeras que realizan acciones altamente negativas para el medio ambiente.  

A su vez, este espacio de integración  binacional debería ocuparse de la promoción y el desarrollo de proyectos de infraestructura en el área del  transporte para unir a nuestros pueblos a través de rutas, pasos fronterizos más agiles y túneles con vías ferroviarias como el proyecto del corredor Biooceánico Aconcagua que permitirá durante los 365 días al año fomentar sin problemas el comercio intra y extra regional vinculando a ambas economías con otras economías mundiales.

El turismo aventura, el contacto con la naturaleza y los deportes extremos como el Sky, el Snowboard o el alpinismo que allí se practican convierten a la zona en un lugar ideal para el desarrollo del turismo y la organización de competencias deportivas nacionales e internacionales de primer nivel para potenciar el desarrollo de la industria sin chimeneas en toda la región.

Para avanzar en una propuesta de estas características ya existen antecedentes y convenios bilaterales de cooperación entre Chile y Argentina como el Tratado de Paz y Amistad o el Tratado de Maipú pero esta iniciativa solo podría instrumentarse si se generan las condiciones políticas para que ambos gobiernos se sienten a dialogar en una misma mesa y avancen luego los parlamentos para dar el sustento y andamiaje jurídico a este proyecto.

“Imagina un mundo sin fronteras” decía John Lennon en una de sus plegarias de amor y paz que entonaba en sus épocas de solista. Y con esta idea, nosotros creemos estar contribuyendo a que las montañas que hoy nos dividen se conviertan en el futuro en un puente perfecto y natural para que Argentina y Chile avancen hacia niveles de mayor integración.
 
Por Jorge Cuello 
Abogado, Docente de Derecho Ambiental de la UBA / UNSAM /UASB y Secretario de la Cátedra Libre José G Artigas para la integración de la U.N.L.P. 
 


 
------------------------------------------------------------------------------------------------ << VOLVER
| Enero de 2018 | Edici├│n Nº 30.
Comentarios: no hay comentarios de este artÝculo, se el primero en comentar!
_______________________________________________________________________________________
_______________________
* La Agencia ARLA no se responsabiliza por las opiniones vertidas por los columnistas. El material publicado puede ser reproducido de manera total o parcial citando la fuente.
 
 
_________________________________________ Comentarios

 
no hay comentarios para esta noticia.
   
Buscar